El iPod Video en El Mercurio on Line

Viernes 24 de marzo de 2006 Juguetes trascendentes: Más que música, una ventana en el bolsillo INGRID OLAVARRÍA M.

–> ” width=”155″ –>
Se pueden ver seriales televisivas como Desperate Housewives.
Foto:SONY
Se ve diferente, el iPod Video muestra más que audio, más que lo legible, más que videos: te revela a través de lo que prefieres.
INGRID OLAVARRÍA M.

Siempre que Apple lanza una versión del iPod, siento que es cada vez más difícil no tenerlo ya en mi bolsillo. Y es que más que un MP3 player, el iPod es casi la voz de la conciencia.
No puedo evitar pensar que los creativos de Apple disfrutan de las constantes “cirugías” que le hacen al iPod buscando la perfección. Ahora le agrandaron unas partes y redujeron otras para conseguir un dispositivo más chico y altamente tentador.

La pantalla creció. En sus inicios no superaba las 2 pulgadas; ahora cuenta con una de 2,5 (6,35 cm) que da 65 mil colores, de cristal líquido y con retroiluminación LED.
Su pasada por el pabellón involucró la disminución del peso, donde la versión de 30 GB pesa 136 gramos, y la de 60 GB, 157 gramos. ¡Si hasta a dieta lo tienen!: es un 45% más delgado que el original y mide 6,18 centímetros de ancho, 10,35 de alto y 1,4 de grosor.

Recuerda cumpleaños
El cambio incluyó el colorido, con una opción en negro además del clásico blanco, pero no olvidemos que los accesorios más populares para este aparato son las carcasas.

La conectividad del iPod es a través de un puerto USB 2.0 (de 400 Mbps). Se optó por este sistema (antes traía FireWire) y resultó muy compatible, considerando que algunos autos (Mercedes Benz, Ferrari o Audi) incluyen en su radio una interfaz USB 2.0 para enchufar el iPod.

La quinta generación del iPod tiene el apellido “Video”: películas en el bolsillo. Lo malo es que sólo reconoce dos formatos -el H.264 y MPEG-4-, dejando afuera a los populares DivX, MOV o AVI. En todo caso, con ayuda de programas como QuickTime 7 Pro, se las puede hacer compatibles, pero es un proceso lento.

Aparte de la música, la imagen y de ser un tremendo disco duro portátil, el iPod Video sirve como PDA, una agenda digital. En su menú encuentro un versátil calendario que sincronizo con el iCal del Mac, o con Outlook.
No olvido los cumpleaños, porque iPod se encarga de recordármelos.
Y, para evitar las tarjetas de visita, el iPod también tiene una “libreta de direcciones” que copia los contactos de la Agenda del Mac al sincronizarlos. Hasta las fotos de los contactos se ven en el iPod.Y si de notas se trata, también abre archivos en el humilde formato “TXT”, lo que puede ser una buena manera de guardar un ayuda memoria.

O documentos.
Me lee mis librosAprovechando su calidad de reproducir música, Apple incorporó un sistema de audiolibros (con formatos MP3 o AAC), o sea, libros hablados. En la tienda de iTunes hay muchos títulos -todos en inglés-, pero el servicio no está disponible para Chile.
En todo caso, hay sitios web que venden audiolibros en español y que podrían cargarse con facilidad en el iPod.Si nos cansamos de escucharlos, un “marcapáginas” recuerda en qué parte dejamos el texto. Además, una herramienta controla la velocidad de lectura.
Otra de sus opciones es su reloj universal (con los husos horarios) para saber la hora en otras ciudades. También es despertador, y nos deja elegir si levantarnos con la Quinta Sinfonía de Beethoven o con la Gasolina de Daddy Yankee.
Mientras espero al doctor, juego un rato al solitario, uno de los cuatro juegos que incluye, y antes de apagarlo, le ingreso una clave de cuatro dígitos para que, si cae en manos ajenas, nadie más pueda utilizarlo.PRECIOEL IPOD de 60 GB cuesta $300 mil; el de 30 GB, $220 mil. En www.globalmac.cl, los tienen en blanco y en negro.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *