Podcast, ¿La nueva radio a mi medida?

Hace algunos dias me contacto Maria José Cuevas López, estudiante de periodismo de la Universida de Los Andes, sobre un trabajo acerca de podcasts. Le entregué algunos y le solicité que al final, me enviara una copia de su investigación, la que les presento en este post.

Universidad de los Andes
Facultad de Comunicaciones
Seminario Nuevas Tendencias

Podcast, ¿La nueva radio a mi medida?
María José Cuevas López
13/ 11/ 2006

La historia de la radio comienza a fines del siglo XIX y principios del XX cuando Guillermo Marconi aporta la telegrafía sin hilos. Su creación marca un hito importante dentro de los grandes descubrimientos históricos ya que fue la fórmula precisa para solucionar el problema de la necesidad de intercomunicación a distancia entre los diversos pueblos.
Con el tiempo, este medio de comunicación se ha tenido que adecuar a los avances tecnológicos. “La radio está haciendo un notable esfuerzo por adaptarse a las nuevas tecnologías de la comunicación y con ello mejorar la calidad de sonido, el alcance de las transmisiones, aumentar el número de canales disponibles, etc… No hay que olvidar que el gran desencadenante de estos cambios ha sido el ordenador y las aplicaciones que se han ido derivando de su introducción en el ámbito de la comunicación”.

Es así, como en 1995, comenzó la relación de la radio con Internet. Se lanzó al mercado estadounidense el Real Audio 1, un codificador presentado por la empresa Progressive Networks que posibilita la difusión de señal de audio a través de la red, con la ayuda de un MODEM de sólo 14,4 Kbps. La calidad no era la mejor, por lo cual Streamworks de Silicon Velley se encargó de llevar a la práctica el Real Audio 2, que significó una mejora muy considerable en la calidad de recepción de la señal a través de Internet.

Así es como “la radio en Internet hay que entenderla como un nuevo soporte de integración y convergencia en la época digital. En principio, Internet no puede considerarse como una competencia directa de la radio o al menos no deberíamos considerarla así en su génesis. Sí, sin embargo, como un nuevo soporte destinado a facilitar la integración de la radio y de los nuevos servicios que ésta no podía ofrecer antes” .

Pero lo más novedoso no es lo anterior, sino que la gran noticia es otra. Hace un tiempo, el diario La Tercera escribió en uno de sus artículos que “si usted tiene un computador, un micrófono y una idea que transmitir, conviértase en locutor”. Quizás hace algunos años quien leyera eso pensaría que fue escrito por un loco. Pero no es así. Desde aproximadamente dos años, cada uno puede convertirse en amo y señor de su propio programa radial.

Se trata de un fenómeno que se ha difundido a gran velocidad a lo largo del mundo: los podcast. Para el creador del primer podcast en Latinoamérica (www.chilepodcast.cl), Carlos Toledo, se trata de “un archivo de audio digital, normalmente en el popular formato mp3, que se coloca en Internet para que otras personas tengan la posibilidad de bajar ese archivo y escuchar su contenido; o bien, es un programa de radio sin radio, algunos la llaman la radio de la nueva era, la radio de la era digital”.

Leo Laporte, un presentador de radio en Los Ángeles, dijo en la exposición de Medios de Comunicación Portátiles en Ontario, California, que “la radio ha estado moribunda desde hace un par de décadas, el podcasting revive el arte de hacer radio”. Y para Luis Bastías, propulsor del podcast Registros Akásicos, la popularidad que ha adquirido este fenómeno se debe a que “es mucho más práctico que su competidor directo, el programa de radio, ya que lo puedes escuchar a la hora y el día que desees, poner pausa, retroceder, adelantar y hasta dejarlo guardado si te gustó mucho y quieres volver a escucharlo nuevamente en el futuro”. Además Bastías cree que su creación fue necesaria ya que “la vida moderna no permite al auditor permanecer esclavo del horario en el que la radio transmite su programa favorito. El podcast soluciona ese problema”.

En pocas palabras, un podcast es lo mismo que un programa radial, con la única diferencia de que el primero se graba y se edita en un computador para luego ser transmitido por Internet. Se dejan atrás todas las instalaciones que requieren las emisoras de radio tradicionales, es decir, mezcladoras de sonido, estudios de grabación y locución, transmisores radiales, etc. Para el mundo de la radio, representan lo mismo que Tivo fue para la televisión, y que el blogging fue para las grandes empresas de noticias: independencia para optar por el contenido que se desea escuchar cuando a cada uno se le antoje.

Una de las razones para que se masifiquen entre personas comunes y corrientes, es la facilidad para subirlos a la red. Sólo hay que sentarse frente al micrófono y empezar a hablar. Desde anécdotas personales, recetas de cocina, música, relatos periodísticos, podcast novelas (como los antiguos radioteatros) que se van actualizando semana a semana, y mucho más, pueden grabarse para la audiencia que navega en Internet. Incluso, hay empresas que venden audiolibros por Internet, como Audible.com, que también ha puesto en marcha este fenómeno como una estrategia de mercado ya que permite escucharlos mediante los reproductores. Además, hay periódicos que creen en esta innovación y ofrecen en el ciberespacio sus noticias en formato audio, como el Daily Telegraph de Inglaterra. Y la agencia de noticias AP también utiliza este sistema.

Una vez que se seleccionó el podcast que se quiere escuchar, hay tres maneras de oírlo. Primero, se puede hacer a través de cualquier reproductor de audio en el computador. O sino, el archivo mp3 que contiene el podcast se puede escuchar en cualquier reproductor de audio digital que soporte ese formato. Y si ninguna de las opciones anteriores acomoda, entonces a partir del archivo mp3 se puede hacer un cd de audio el cual se puede escuchar en una radio, auto, etc. La duración de un podcast no tiene límite, sólo depende de los impedimentos tecnológicos que se pudieran dar. Hay que recordar que a mejor calidad de sonido, mayor es el tamaño del archivo. Y el estándar en la calidad en audio de la música digital es de 128 kbps.
La palabra podcast está formada por iPod y broadcasting. IPod fue uno de los primeros reproductores de mp3 portátiles creados por Apple, y que popularizó la música digital portátil. Y broadcasting es una palabra inglesa que significa radiodifusión. Así es como de la fusión de ambas, nace el nombre que describe a la tecnología de transmisión de contenidos de audio en formato digital a través de Internet. El primero en utilizar el término fue Ben Hammersley en un artículo titulado “Audible Revolution” publicado en la edición digital de “The Guardian” en febrero de 2004. En su reportaje habla de una revolución del audio amateur donde el nombre elegido para designar el fenómeno fue podcasting.

El comienzo de la historia del podcast se debe al ex VJ de la cadena televisiva MTV, Adam Curry, quien pensó en ocupar la gran capacidad de almacenamiento de audio digital que disponían los dispositivos de la línea iPod, para que personas comunes y corrientes pudieran crear sus propios contenidos de audio y distribuirlos a través de Internet. Así es como logró convencer a diversos desarrolladores de software, entre ellos Dave Winer, para que crearan un elemento sencillo con el formato de distribución RSS que ya se había desarrollado antes para aquellas páginas web que comparten información, y que actualizan sus contenidos con frecuencia, de manera que permitiera a un archivo estar conectado a una entrada RSS mediante un URL que indica el archivo.

La idea de Curry partió cuando en septiembre de 2003, le pidieron ser parte de un programa de conversación/música en una radio. Él estaba feliz de volver a trabajar en ese medio pero como el programa llegaba a su fin en agosto de 2004, él comprendió que quería seguir con la radiodifusión pero tenía que buscar la manera de lograrlo. Luego de mucho trabajo, logró almacenar en su iPod varios archivos mp3. Así fue como de apoco comenzó a crecer la comunidad de los podcast.

Ya el año 2005 fue el año de este nuevo invento. El diccionario Oxford lo declaró la palabra del año con la definición “digital recording of a radio broadcast or similar program, made available on the Internet for downloading to a personal audio placer”.
Es así como la radio no quiso quedarse atrás y supo sacar partido a todas las ofertas que hace Internet. Pero, ¿no que se decía que la radio era un medio de comunicación que estaba de luto? Bueno, esto viene a demostrar completamente lo contrario. “La radio es actualmente un medio de comunicación cotidiano y familiar que casi pasa desapercibido entre la nueva tecnología. Sin embargo, la radio ha hecho historia y ocupa un papel muy importante en la evolución de las comunicaciones” . De apoco se ha ido abriendo camino para adaptarse al mercado digital. “Opino que la radio nunca morirá. Sin duda ya no tiene el poder mediático que tuvo en su momento de gloria, como se ve en la película “Días de Radio” de Woody Allen, pero sigue teniendo un público muy importante”, explicó Bastías.

Entre los beneficios del podcast se encuentra el hecho de que los dueños de sitios web tienen una nueva manera de interactuar con su público ya que el contenido no tiene límites. De un minuto a otro, se deja de ser un radioescucha pasivo para convertirse en verdaderos transmisores de ideas propias. “Soy dueño de la radio y transmito lo que quiero”, señaló Toledo. Y agregó que “si recordamos la historia de la radio en el mundo, creo que el podcasting tiene mucho futuro como medio de comunicación, y será utilizado por muchas personas y organizaciones que deseen poner en la red sus propios temas y contenidos”.

Todo esto demuestra que la radio aprendió a sacar provecho de todas las opciones que ofrece Internet, y por medio de los podcast se “están abordando una infinidad de temas y nuevos estilos y formas de comunicar mensajes, que están por así decirlo, reinventando la radio”, expresó Toledo.

Hasta el momento, no hay una respuesta absoluta sobre la cantidad total de podcast en el mundo, pues esta tecnología es de reciente aparición y de rápida expansión a nivel mundial. Según estudios de Yahoo, cinco millones de personas ya los escuchan en todo el mundo, una cantidad que, de acuerdo a otras empresas, seguirá creciendo. Estimaciones de The Difusión Group, firma consultora dedicada a investigar las aplicaciones de las tecnologías digitales, señalan que el número de usuarios podía aumentar a más de sesenta millones hacia el año 2010.

La popularidad de esta nueva modalidad, ha logrado que varias cadenas de emisoras suban sus programas a la web de manera que estén disponibles en su página para cuando el público desee escucharlos. En Chile, la primera radio comercial en realizar esto fue Radio Zero, la cual partió con el micro espacio “Selección Zero”. Al cual hoy suma: “Ciudadano Cero”, “Acid Bar”, “La Jaula por Dentro”, “Desde Zero”, “23 Once”, “Caída Libre”, “Calle 52”, “Magia Negra”, “Toca-Discos”. Debido al éxito, otras radioemisoras han utilizado el formato, como Concierto, Infinita, Duna, entre otras. Para esta última, “fue una forma de innovar…un poco de valor de marca”, afirmó Andrés Valdivia, panelista de la emisora y uno de los fundadores de podcaster.cl

Y la gran respuesta a la pregunta de que si los podcast son el inicio de la radio a la medida de cada uno es afirmativa. Con todo lo expuesto no es difícil llegar a esa conclusión, pero que mejor que asegurarse según las palabras de los expertos. La razón que Carlos Toledo entrega para apoyar esta idea es que “como cualquier otro medio para difundir ideas y pensamientos por Internet, los podcast le darán una nueva forma de radio como la hemos conocido hasta el momento. Al no haber ningún tipo de censura, puede aparecer mucha creatividad en cuanto a la realización de programas”. Y la de Luis Bastías es bastante similar: “sí, en el sentido que la tecnología permite hoy a prácticamente cualquier persona producir el equivalente a un programa de radio”. Estos dos podcasters ven el inicio de una radio a la medida de los oyentes en el hecho de que no existen límites para el contenido de los nuevos programas, y además que cualquier interesado puede crear uno.

Andrés Valdivia también reconoce el hecho de que “cada usuario escucha sólo lo que quiere, es decir, toma el mix de contenidos que le interesan y no tiene que escuchar el resto…Además el podcast es una radio OnDeman, concepto que quiere decir que el contenido al que uno se suscribe, puede ser consumido cuando y como el usuario quiera”. Aunque afirma que los podcast son una especie de radio a la medida, cree que también son “mucho más que eso”.

Podcaster.cl, el primer sitio dedicado 100% al podcasting.
Podcaster.cl es un sitio dedicado 100% a los podcast. La idea nació de Andrés Valdivia y de su padre, Mario, quienes invitaron a participar a Alejandro Zahler, pionero de este sistema en radio Duna y Zero, y a su padre, Roberto. El resultado de las conversaciones fue esta comunidad de creadores de contenido en audio, en la cual se puede participar de manera sencilla. “En él puede participar cualquier persona. Creo que es una idea revolucionaria e innovadora. Siempre quise tener un medio de comunicación y este formato, creo que es el más interesante en este momento”, aclaró Andrés Valdivia, quien responde la entrevista a continuación.

– ¿Cómo cree que se ha tomado en Chile esta nueva tecnología?

“De a poco. Muy poca gente sabe de la existencia de los podcast o como suscribirse a uno. Es por eso que nuestro sitio está hecho con mucho material informativo de manera que podamos ayudar a masificar el podcast. Ahora, comparado con países de la región, estamos muy bien. Los españoles son quienes más podcast publican en español…luego viene Chile, México y Argentina. En ese orden, así es que no estamos tan mal”.

– ¿Cree que los podcast tienen futuro, o que solamente serán un boom temporal?

“Los bloggs, podcasts, videocast y muchas formas de consumir contenido que aún no conocemos, coexistirán entre ellos sin problemas en el futuro. Así como la TV, el Cine, la radio, el teatro y los dvds han podido coexistir desde hace años….El futuro es digital y, en ese mundo, todo cabe”.

– ¿Serán los podcast una manera de ayudar a demostrar que la radio es un medio que tiene mucho por seguir entregando y terminar así con el mito de quienes dicen que estamos en el fin de ese medio?

“La radio no esta llegando a su fin. De hecho creo que es uno de los pocos medios que tienen aún la capacidad de dirigirse a nichos específicos…cosa que la TV perdió. Pero, los negocios de la radio se están concentrando, y es muy difícil entrar por varias razones. Altos costos de transmisión y mucha gente queriendo aparecer. Ergo, no es un medio muy democrático ni distribuido….y seguirá siendo así. La radio tiene aún mucho que dar, pero en un futuro cercano el contenido creado por los usuarios será central para un medio de comunicación, por lo que creo que el podcast va a ser una herramienta complementaria a las radios…es mas, creo que TODAS las radios deberían subirse a este carro con mucha energía…aunque no los veo caminando en esa dirección”.

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *